Cuidemos nuestra Casa

El Cambio Climático, es un cambio estable, durable en la distribución de los patrones de clima en periodos de tiempo que van desde décadas hasta millones de años, este es un proceso natural, pero si a esto le agregamos la acción del hombre, estamos frente a lo que también se conoce como Calentamiento Global antropogénico, es decir aumento de la temperatura por intervención humana.

Las distintas convenciones impulsada por la ONU, a los efectos de comprometer a los países miembros y principalmente los grandes emisores de gases efecto invernadero, para que bajen los niveles de contaminación, buscando medios y procesos alternativos para lograrlo.

El cambio ya se está produciendo, es una alarma para la humanidad, cuando vemos o escuchamos a través de los medios de comunicación acerca de incendios, inundaciones, temporales, sequías, entre otros. La pregunta es ¿Cómo podemos revertir la situación o al menos provocar una merma en las consecuencias negativas que provoca? La respuesta es: Comenzando por casa, los gobiernos deberían comprometerse a invertir en investigaciones, educación e información a la población acerca del cuidado del medio ambiente, como así también sus consecuencias. Aún estamos a tiempo de evitar el peor impacto, pero debemos comenzar ya.

Las investigaciones realizadas por Sir Arthur Stern, conocido como Informe Stern,arrojó numerosos resultados sobre el impacto de los cambios climáticos y los costos económicos que derivan de ello. El informe dice que afectará los elementos básicos de la vida de las personas en todas partes del mundo como por ejemplo: acceso al agua, producción de alimentos, la sanidad y el medio ambiente. Ciento de millones de personas podrían padecer hambre, escasez de agua e inundaciones costeras a medida que se calienta el planeta, modificando la geografía de la tierra.

Los costos económicos globales y los riesgos del cambio climático equivaldrán a la perdida de un 5% del PBI mundial. Las inversiones que se realicen en los próximos 10 o 20 años, tendrán profundos efectos en el clima durante la segunda mitad del siglo y del siguiente. Las consecuencias que acarrearían son las grandes guerras, y la depresión económica, hechos muy difícil de evitar. Los más vulnerables son los países y poblaciones más pobres aun siendo los que menos emiten gases, mientras que los costos de las condiciones meteorológicas extremas ya están aumentando.

Dado que es un problema mundial, las soluciones también deben serlo, con una visión compartida de los objetivos y acuerdos que aceleren las acciones a lo largo de la próxima década, si no se toman las medidas necesarias la concentración de emisión de gases de efecto invernadero se podría duplicar para el año 2035, subiendo la temperatura de la tierra en más de 2 C, el impacto se reducirá si logran estabilizar los niveles de emisión de gases, hay países que ya comenzaron a tomar medida al respecto con políticas ambiciosas para reducir la emisión de gases.

La lucha contra el cambio climático es una estrategia que favorece el crecimiento a más largo plazo, sin limitar las aspiraciones de crecimiento de países pobres y ricos.

 

Por: Marta López