Una familia necesitó más de 66 mil pesos en junio para no caer en la pobreza

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos dio a conocer los valores de la canasta básica total (CBT) de junio, que determinaron que una familia de cuatro integrantes necesitó $66.488 para no ser considerada pobre. Mientras que el mismo grupo familiar requirió $28.414 para no caer bajo la línea de la indigencia.

Para arribar a esta conclusión, el organismo estadístico toma como referencia a una familia compuesta por un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años.

De esta manera, durante el sexto mes del año, la variación mensual de la CBT fue de 3,2%, es decir, que se mantuvo en línea con la inflación del pasado mes. En tanto, la canasta básica alimentaria (CBA) creció fue de 3,6% con respecto a mayo.

Según publicó A24.com, las canastas que miden la pobreza (CBT) y la indigencia (CBA) aumentaron un 51,8% y 57,6% respectivamente en la comparación interanual.

En tanto, la línea de pobreza por persona se ubicó según ese mismo informe en $21.517 mensuales en junio. Y la línea de la indigencia por persona ascendió a $9.195.

La canasta básica alimentaria se conformó tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades.

Mientras que, para determinar la canasta básica total (CBT) se amplía la CBA, considerando los bienes y servicios no alimentarios.