Renunció el juez Éctor Acosta

El denunciado y cuestionado juez de Instrucción de Puerto Rico, presentó la renuncia y de esta manera evita el enjuiciamiento y podría acogerse a la jubilación, tal como había requerido. Como corresponde en estos casos, la resolución de renuncia al cargo fue elevada y aceptada por el gobernador Hugo Passalacqua.

Acosta resolvió dar un paso al costado, aunque condicionó su alejamiento con el “otorgamiento de una jubilación por incapacidad”.

Más de media docena de abogados había ratificado las diversas irregularidades denunciadas por el Colegio de Abogados de Misiones, que había pedido un juicio político. Los letrados consideraban que representaban los últimos pasos para iniciarle el jury al citado magistrado.

Hasta ahora, Éctor Acosta había apelado al uso de licencia médica en el cargo de juez de Instrucción Uno de Puerto Rico. Desde entonces, este magistrado -que fuera designado por el humadismo- no volvió a la función. Estaba a punto de cumplir un año en uso de licencia.