Los combustibles aumentaron un 5%

El Gobierno autorizó desde este viernes un aumento del 5% en naftas y gasoil, tal como venían reclamando las petroleras. Si bien el congelamiento de precios tenía vigencia hasta el 13 de noviembre próximo, la Secretaría de Energía dio vía libre para el ajuste.

“Desde las petroleras afirman que el retraso es del 20%, por lo que se estima que habrá más ajustes en las tarifas antes de fin de año”, informaron.

“El decreto 601 del 30 de agosto de 2019 faculta a la Secretaría de Gobierno de Energía (SGE) a dictar los actos que resulten necesarios para ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor y sostener el nivel de actividad”.

El congelamiento de precios y de suba de impuestos sobre los combustibles líquidos que el Gobierno decidió en medio del proceso electoral vencía recién el 13 de noviembre, pero la presión de las empresas productoras obligó al Ejecutivo a adelantar la fecha.

A partir del 14 de noviembre los precios estarán liberados y los fijarán las petroleras, en los surtidores y en lo que pagan a los productores.

La semana pasada, la Cámara Argentina de la Energía (CADE) presentó una acción de amparo para que se declare la inconstitucionalidad de los decretos de necesidad y urgencia (DNU) que congelaron los precios.

Además de YPF, la cámara está conformada por Pan American Energy (PAE), Raízen, Pluspetrol, Total Austral, Chevron y Shell, entre otras compañías, las que advirtieron que el congelamiento desactualizó los precios de venta al público.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), Gabriel Bornoroni, estimó que el “retraso” en los precios alcanza al 20% y reveló que ya existiría un acuerdo para que la suba sea escalonada entre noviembre y enero.

“En conversaciones con las petroleras nos han informado que sería escalonado y paulatino”, dijo el presidente de la Cecha.

El estacionero cordobés indicó que las ventas de combustibles registran una caída del 5% anual, en parte por la baja del consumo y en parte porque las petroleras impusieron cupos a las estaciones de bandera y desabastecieron a las denominadas “blancas”.

Asimismo, sostuvo que “cuando el Gobierno decidió hacer el congelamiento, el sector advirtió que iba a haber desabastecimiento, pero esto no fue escuchado por las autoridades que decidieron avanzar con la medida en medio de la campaña electoral”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *