Femicidio Úrsula: “Me dijo que me va a matar, no aguanto más”

Luego del femicidio de Úrsula Bahillo, comenzaron a conocerse audios y mensajes que la joven le enviaba a sus amigas, contando como Matías Ezequiel Martínez la golpeaba y perseguía.

Se trata de un conjunto de mensajes de voz que fueron enviados por la víctima a una amiga el 16 de noviembre del 2020, luego de que Matías Ezequiel Martínez, su ex novio y efectivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires de 25 años, la haya agredido salvajemente:“Casi me quiebra la mano, no puedo mover la muñeca. Me hizo muy mal, me quiero ir de acá, tengo mucho miedo”.

“Me arrancó todos los pelos, me re cagó a palos. Se enojó conmigo porque tienen que trasladar a la mamá a Buenos Aires”, se escucha en el mensaje publicados por Clarín.

Aterrada y llorando, la joven le mandó un último audio a su amiga esa noche: “El loco me está mirando, yo estoy afuera del hospital arriba del auto porque me dijo que si me bajo me va a cagar a palos adelante de toda la gente. Ahí viene, amiga…”.

También se conocieron mensajes del día previo al asesinato. En uno de ellos, Úrsula dijo: “Sí, amiga, yo tengo una perimetral con él y él la rompió, entonces fui a denunciarlo de nuevo. Me amenazó, me dijo que quería hablar conmigo, que me baje de la moto”.

“Ay, amiga, ¿en serio lo viste? Necesito testigos… fui directamente a la comisaría a denunciarlo. Amiga, te juro que me volvió el alma al cuerpo, ¿vos lo viste?”, este audio Úrsula lo envió el mismo días que fue a hacer la denuncia a la comisaría de la Mujer.

La Justicia le había impuesto a Martínez una orden de restricción el 5 de febrero. Es “la perimetral” de la que habla Úrsula en los mensajes de voz. La amiga con la que se comunica había visto al agresor acosando a Úrsula desde un auto y le escribió para ver si estaba bien.

El femicidio se descubrió tras un llamado al 911 en el que un tío de Martínez dijo que creía que su sobrino había matado a una joven, porque le había confesado en un llamado que: “se había mandado una cagada”.

Al llegar al lugar, la policía se encontró con el cuerpo sin vida de Úrsula y al agresor herido dentro de su auto, e intentó escaparse a pie por los pastizales, pero rápidamente fue apresado.

Fuente: Minutouno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *