Cristina denunció persecución política

La acusación “es un disparate mayúsculo”, dijo al salir de los tribunales de Comodoro Py, tras cumplir con la citación del juez Julián Ercolini e interpretó dar a entender que “una asociación ilícita la conforma el Poder Ejecutivo, elegido en elecciones libres”.

Respecto de las pruebas que presentó pidiendo la nulidad señaló que ofreció “el Presupuesto nacional (de la gestión) las obras públicas que se han hecho”

Explicó que, además, a partir de 1994 son los Jefes de gabinete “los que ejecutan y administran el Presupuesto nacional” y, además, “las cuentas  de los años 2003-2014 están aprobadas por la Auditoría General de la Nación (AGN) y la Comisión de Revisión de cuentas del Parlamento”.

Además, agregó la ex Presidenta los DNU (Decretos de Necesidad y Urgencia) sobre modificaciones a los presupuestos “son remitidos al Congreso”.

Denunció que este proceso judicial “es una maniobra formidable de persecución política, hostigamiento, que no es original” y recordó que algo similar sufrió el ex presidente Lula da Silva en Brasil y lo padecen, dijo, “a los que representamos los procesos de inclusión, que hemos incorporado a millones de argentinos”.

Sostuvo que es una “maniobra del actual gobierno para tapar el desastre económico-social que tiene la Argentina pero no se puede tapar el Sol con las manos” y agregó que “este gobierno sería asociación terrorista: terror cuando reciben las factura de gas, van al súper…”

También sostuvo que pidió una auditoría de toda la obra pública durante su gestión, para lo cual propuso constituir una comisión bicameral.

Deja una respuesta