Tras la toma de la Coscal, se normalizó el servicio de agua en Candelaria

La toma de la planta potabilizadora de agua por parte del intendente Carlos Flores y un grupo de gente, se extendió por más de diez horas y varios barrios de Candelaria quedaron sin el vital servicio.

El juez de turno Juan Manuel Monte, ordenó al grupo que había ingresado al predio del barrio San Anselmo con un camión de la Municipalidad, a desistir de la medida.

“Es responsabilidad del grupo que responde al intendente lo que pasó. Se llevó adelante un golpe de Estado y copamiento»,dijo Rudi Joner, presidente de la Cooperativa de Agua y Otros Servicios Públicos de Candelaria (Coscal).

«Ahora se normalizó el servicio, trabajamos hasta altas horas de la madrugada. Se hizo un control del agua potable con la colaboración del personal del Eprac y Samsa”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *