Procesaron a Lagomarsino por la muerte de Nisman

La decisión del magistrado alcanzó a todos los custodios del exfiscal de la causa AMIA.

“Partícipe necesario del delito de homicidio simple agravado por el uso de armas”, es la acusación completa del magistrado contra el asesor informático, que la tarde del 17 de enero de 2015 le entregó la Bersa calibre 22 al exfiscal de la causa AMIA.

El 18 de enero de 2015, finalmente, Nisman apareció muerto con un tiro en la cabeza en el baño de su casa de Puerto Madero. Lo encontró su madre, Sara Garfunkel, y uno de los custodios, que tardó diez horas en ingresar al lugar a pesar de que el exfiscal no respondía.

El magistrado consideró: “La muerte de Nisman no obedeció a un suicidio y habría sido producida por terceras personas y en forma dolosa. En aquella noche del 17 al 18 de enero, a Nisman lo habrían matado con el arma de Lagormarsino. Éste fue la última persona que ingresó al departamento”.

El juez Ercolini también procesó a los cuatro custodios del exfiscal, Rubén Fabián Benítez, Néstor Oscar Durán, Luis Ismael Miño, Armando Niz, por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”. Los embargó y les prohibió salir del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *