Tras la ceremonia que se formalizará a pocas cuadras del sitio utilizado en su momento por las Torres Gemelas, el presidente mantendrá una reunión a puerta cerrada con inversores y CEO de Estados Unidos.

Macri estará sólo tres días en Manhattan –llegó hoy en el vuelo de American Airlines 954—y su agenda incluye una cena distendida con personajes influyentes de la Gran Manzana, un encuentro con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, la entrevista que concederá a la agencia de Negocios Bloomberg y sus disertaciones en el Bussiness Council for International Understanding y el Council of Americas, dos organizaciones influyentes en la principal city financiera de los Estados Unidos.