Los alimentos subieron un 64% en 2018

El último informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) advirtió que la desbandada de la inflación registrada en 2018 golpeó con especial énfasis en uno de los rubros más sensibles para los sectores de menores ingresos: los alimentos.

De acuerdo con la Undav (y teniendo en cuenta datos proyectados a la espera del número final de la inflación en diciembre pasado) los alimentos se encarecieron un 64% el año pasado, es decir unos 15 puntos por encima del nivel general de inflación.

“Los alimentos traccionaron la inflación del último mes de 2018 y establecieron un piso alto para el índice de precios de diciembre”, destaca el trabajo cuyos resultados fueron consignados este miércoles por ámbito.com.

Estas son algunas de las subas más pronunciadas solo en el mes de diciembre:

* Huevos +17,8%

* Yerba mate +6,3%

* Hamburguesas congeladas +6%

* Fideos secos +5,2%

* Salchichas +5%

* Dulce de leche +4,8%

* Harina 4,4%

Por caso, el rubro “leches, lácteos y huevos” del IPC aumentó 2,6 puntos por encima del promedio en 2018 (12,8 puntos más en dos años), el rubro “café, té, yerba y cacao” subió 13,2 puntos más en 2018 (16,7 más en dos años), “aceites, grasas y manteca” trepó 15,3 puntos más en 2018 (13 más en dos años) y “pan y cereales” creció 15,5 puntos más en el año (15,8 más en dos años).

Por su parte, en el canal mayorista, el índice general se incrementó 11,2 puntos más que los insumos agrícolas.

Por otra parte cuando se analizan los precios de bienes de esta categoría de manera interanual, se observa que 41 de los 59 productos básicos relevados (el 69%) y publicados por el INDEC, con la estimación propia tuvieron un incremento por encima de la inflación proyectada del periodo (47,5%).

En noviembre, la suba de precios al consumidor arrojó un alza de 3,2% y un acumulado para los primeros once meses de 43,9%.

 Los precios se dispararon en los últimos tres años al punto de ser la principal preocupación en el seno de la sociedad, la inflación de 2018 se convirtió en la más elevada desde la hiperinflación galopante de 1989/91.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *