background img

La OIT a 100 años de su creación

5 días ago Escrito por
Organización Internacional del Trabajo
banner

*Por el Dr. Fernando G. Burgos, columnista de Mundo Gremial

En 1919, al culminar la Primera Guerra Mundial, surge un organismo llamado Organización Internacional del Trabajo, acogido por el Tratado de Versalles y reconocido por las Naciones Unidas – en ese entonces Sociedad de Naciones -.

La OIT se conforma como una organización tripartita, inédita en su género ya que se conforma en sus órganos ejecutivos por representantes de Gobiernos, Trabajadores y empleadores, sentando sus bases en la justicia social como eje principal para alcanzar la paz universal y permanente.

En su constitución expresa “…si cualquier nación no adoptare un régimen de trabajo realmente humano, esta omisión constituiría un obstáculo a los esfuerzos de otras naciones que desean mejorar la suerte de los trabajadores en sus propios países”.

El trabajo minucioso y efectivo llevado a cabo por la OIT durante estos años, ha significado grandes avances en el ámbito laboral, como por ejemplo, promover las jornadas de ocho horas; la protección de la maternidad; la legislación sobre el trabajo infantil y su erradicación; la seguridad en los centros de trabajo, entre otros.

La OIT es, a partir de 1.946 el primer organismo especializado asociado a las Naciones Unidas, propiciando fundamentalmente el entendimiento entre las partes en conflicto dentro de la relación laboral, teniendo al Estado como un actor fundamental en la mediación y como objetivos esenciales, los siguientes:

1) promover normas laborales, los principios y derechos en el trabajo;
2) incentivar una mayor oportunidad para ambos géneros, con el fin de que obtenga un empleo digno;
3) aumentar la cobertura, y eficacia de la protección social;
4) y fortalecer el tripartimos y el diálogo social.

En el siglo XXI, estamos viviendo un cambio radical en el mercado laboral, poniendo en veda el cúmulo de trabajo que otrora fueron las puntas de lanza del desarrollo.

Oit - 100 Años

Oit – 100 Años

Hoy, con el crecimiento de la tecnología se están desplazando las profesiones conocidas, exigiendo a las nuevas generaciones a realizar un cambio en su forma para obtener un empleo, conllevando esto a que la OIT deba enfrentar un desafío a la grave situación del empleo informal.

Con datos (oficiales) alarmantes la tasa de desempleo en Argentina trepó casi dos puntos interanuales a 9,1% en el cuarto trimestre de 2018, es decir que el 9% de la población está desempleada y que el 34% de los asalariados no se encuentran registrados debidamente, datos que nos muestran la destrucción de puestos de trabajo y que más gente está intentando ingresar al mercado laboral sea como fuere.

La industria registró en enero un desplome de dos dígitos, lo mismo se vive en el ámbito de la construcción, llevando varios meses de caídas consecutivas.

Ante esta disyuntiva y a sabiendas que la región viene teniendo la problemática de la desocupación, los actores principales de la OIT deben tomar muy en cuenta los diversos cambios que se está experimentando en el mercado del trabajo, especialmente en el plano económico.

Otros de los problemas principales es el ambiental, como el cambio climático, afecta también el mundo del trabajo en diversas formas; hay creación y reconversión de puestos de trabajo, y en otros casos, pérdida o sustitución de empleos, y estos son algunas de los temas que son competencia de la OIT.

Por lo tanto, la Organización Internacional del Trabajo ha lanzado una ‘Iniciativa sobre el futuro del trabajo’ y ha propuesto cuatro ejes temáticos o ‘conversaciones del centenario’, los cuales son:
1) trabajo y sociedad;
2) trabajo decente para todos;
3) la organización del trabajo y de la producción;
4) la gobernanza del trabajo.

Una de las contribuciones más eficaces que puede realizar la OIT es facilitar una visión compartida de los problemas, así como de las medidas y las soluciones que pueden adoptarse en común.Creyendo que ha llegado el momento de que el diálogo social abrace otras áreas de importancia, como por ejemplo el diálogo para promover la transformación productiva y el aumento de la productividad.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Artículos Categorias:
internacionales
banner

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *