Antes de que se comunicara oficialmente la decisión del gobierno norteamericano, el Poder Ejecutivo recibió un parte oficial en el que se le adelantaba que los Estados Unidos comenzarían a dejar paulatinamente las tareas que se iniciaron el 15 de noviembre, cuando la Argentina pidió ayuda internacional para buscar el submarino perdido.

“En horas de la tarde, según información brindada por la Secretaría de Defensa de los Estados Unidos de América, y al finalizar el barrido de hasta dos veces las áreas asignadas, el buque oceanográfico Atlantis se destacará a Comodoro Rivadavia para descargar el equipo ROV CURV21. Al finalizar el desembarco, el Atlantis regresará a las tareas con las que estaba comprometido al momento de producirse el incidente del submarino ARA San Juan”, informó la Armada en su parte diario.

Por su parte, el Comando Sur norteamericano ratificó la decisión e informó que “Estados Unidos comenzará hoy a disminuir sus operaciones de asistencia en la búsqueda del submarino argentino ARA San Juan en aguas del Atlántico Sur, después de brindar apoyo en respuesta a los pedidos del gobierno de Argentina”.

En un comunicado, además se informó que “Estados Unidos se unió activamente a los esfuerzos internacionales de búsqueda liderados por Argentina dentro de las 24 horas de tomar conocimiento de la desaparición del submarino el 17 de noviembre. En su punto máximo, el aporte de Estados Unidos al operativo de búsqueda y rescate incluyó tres aeronaves de última generación, más de 200 personas afectadas a las operaciones de búsqueda y rescate, cuatro vehículos sumergibles, una unidad especializada de rescate submarino, un buque y el lanzamiento de más de 400 boyas sonares”. “Asimismo, Estados Unidos proporcionó los sistemas de sonar más avanzados del mundo, que fueron desplegados en los buques de búsqueda argentinos. Expertos en planeamiento y analítica de Estados Unidos apoyaron las acciones mediante el análisis de datos, un esfuerzo que continuará”, detalló el comunicado.

Fuentes diplomáticas informaron que un grupo de marinos norteamericanos continuará colaborando con la búsqueda del sumergible argentino, especialmente para recolectar y analizar datos. Sin embargo en el Gobierno tomaron el anuncio sobre el Atlantis como una confirmación de que los Estados Unidos se retiran definitivamente de las tareas de búsqueda. Se prevé que en las próximas horas habrá un comunicado de prensa oficial de la Marina.

La decisión es una consecuencia lógica de los 42 días sin novedades sobre el ARA San Juan. En el parte del día, se informó que hay cinco buques trabajando en el área donde se cree que el submarino sufrió una explosión. Entre ellos se encuentra el Yantar, de la Federación Rusa.

“La Armada Argentina y el Ministerio de Defensa mantienen el compromiso de acompañar a los familiares de los 44 tripulantes, alojándolos y asistiéndolos en todas las necesidades básicas. Asimismo, se ha dispuesto brindar los días jueves y viernes de esta semana, asesoramiento legal y administrativo interdisciplinario a los efectos de evacuar diferentes inquietudes”, se informó en el último comunicado de la Armada.