Un hombre se presentó el lunes por la tarde en la Residencia Presidencial de Olivos y dijo que quería tener una entrevista con el presidente Mauricio Macri para “darle unos regalos”.

El ahora sospechoso de querer atentar contra el mandatario, identificado como E.A.P., de 33 años, oriundo de Boulogne y empleado de una empresa avícola, llegó alrededor de las 15:20 a bordo de su Peugeot 307 color negro a la entrada de invitados (Carlos Villate al 100) de la quinta de Olivos.

Los efectivos le negaron el acceso y le pidieron que fuera otro día, intentando que se retirara, pero lejos de deponer su actitud el hombre de 33 años quiso atacar a los uniformados por lo que terminó siendo detenido.

Fue entonces que personal de la División Explosivos de la Policía Federal se ocupó de revisar el auto en el que se movilizaba el sospechoso y que para sorpresa de los agentes tenía en su interior un artefacto “de fabricación irregular del estilo ‘tumbera'” y “cartuchos” listos para ser utilizados.

Esta persona quedó detenida en la Delegación San Isidro a disposición de la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, que realiza las averiguaciones pertinentes del caso. La causa fue caratulada como “averiguación de delito por tenencia de arma de guerra” y se investiga si puede estar relacionada a una serie de amenazas que el jueves tuvieron como blanco a la Casa de Gobierno y la quinta presidencial.