background img

Candelaria: Familias reclaman más médicos y mejor atención en sala de salud

1 mes ago Escrito por
familias-reclamo Candelaria
banner

En el barrio Paso Viejo de Candelaria viven cientos de familias en situación de vulnerabilidad, quienes denuncian falencias en la atención de la salud, teniendo en cuenta que en el barrio hay cerca de 300 chicos, y no existe un Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) cercano y el Hospital de Posadas les queda muy lejos.

Reclaman que cuando concurren al CAPS ubicado en el centro de Candelaria, generalmente hay pocos turnos, por más que se levanten a la madrugada para estar temprano.

En Paso Viejo funciona una sala de salud (que no es un CAPS), pero atiende dos días solo tres horas a la mañana, y hay una pediatra que va a la sala cada 15 días. “Muchas veces se niegan a atendernos con la excusa de que si estamos registrados en el CAPS del centro, no corresponde ir a la sala. Nos tienen de un lado al otro. Acá viven más chicos que gente grande, y en estos tiempos de cambios de clima, la gurisada se enferma muy seguido; pero vamos a la salita y no hay nadie”, lamenta Alejandro, padres de dos hijos.

Las familias se organizaron e hicieron un reclamo conjunto, convocaron al diputado Martín Sereno (Partido Agrario y Social) y a los militantes del Movimiento Evita para que los ayuden a gestionar mayor y mejor atención en salud, y por lo menos otro profesional más, que vaya al barrio durante toda la semana.

 

“Es una complicación, pero en Posadas por lo menos vamos sabiendo que nos van a atender y hay insumos. En nuestro barrio viven cientos de chicos y cuando ocurre una emergencia es un verdadero drama, solo entregan diez turnos y no alcanzan. Además, la sala no provee los remedios más básicos y tenemos que comprar”, reclamó.
Todas las madres que participaron de la reunión, coinciden en que estaría bueno que en la sala del barrio, contraten profesionales que roten y hagan guardias de 24 horas, para que cuando un niño o niña se enferme, haya un médico, “y no tengamos que ir corriendo hasta Posadas con un chico que está convulsionando, por ejemplo, y además eso significa tener que pagar un remise. Nos sentimos muy desatendidos”, enfatizaron.

Necesidad de más pediatras
Otra de las madres, María Soledad, tiene una hija y lamenta que cada vez que tiene una urgencia no encuentra médicos en la sala. “Hay muy pocos turnos, y por supuesto que en un barrio populoso como éste, hay mucha necesidad de atención médica. Me pasó de llegar muy temprano a la sala y ya hay una larga fila, y es lógico porque se trata de la salud; y ni hablar de que muchas veces, después de esperar, las madres se quejen porque les dieron el turno y el médico no aparece.

“No hay doctor”, dicen; es un desastre, y en el CAPS del centro, si estamos registrados en la otra sala no nos quieren anotar; o sea si vamos a una no podemos ir a la a otra. Eso parece un capricho de las enfermeras.
Necesitamos más médicos pediatras, porque tenemos una sola doctora que recorre todo Candelaria, y no da abasto, y cuando necesitamos a especialistas, nos mandan al Hospital de Posadas”.
Andrea, una de las vecinas, pide que haya mejor trato hacia las madres y sus hijos. “No sólo son importantes más médicos porque hay muy pocos, pero además nos suelen tratar mal, lo mismo que a los chicos. Tiene que haber mejor comunicación también; que seamos pobres no significa que nos maltraten.
O sea, hay pocos turnos, atienden pocas horas, y solo dos veces al mes, y además se enojan con nosotras porque  no le hicimos los controles a los chicos. Eso está pasando. Queremos más médicos comprometidos y que respondan a las necesidades del pueblo. En el barrio somos muchas familias con recursos escasos, no nos alcanza la plata para el pasaje para ir al hospital de Posadas, ni para los medicamentos. Alguien se tiene que hacer cargo”, reflexionó la joven.

“Tendrían que construir un hospital en Candelaria”
Uno de los padres de familia, Néstor, tiene cinco hijos, lleva trece años viviendo en el barrio, y en consonancia con sus vecinos, afirma que desde siempre la atención médica es “muy deficiente”. Él va más lejos todavía con el reclamo, y pide que se haga un hospital porque Candelaria es una localidad cada vez más grande. “Creo que entre el nuestro y el otro barrio debe haber unos 500 gurises, y la sala no tiene condiciones.
Muchas veces no tenemos plata para viajar a Posadas para que atiendan nuestros hijos. Cuando hay emergencia la ambulancia no quiere entrar por el estado de los caminos, porque el intendente (Daniel) Luna no hace nada por los barrios alejados como el nuestro. No puede ser que no haya dos o tres médicos que vengan a atender todos los días.
Necesitamos un hospital, hay tierras que están en venta donde se podría construir, o una buena atención en emergencias en este barrio, porque realmente hace falta”, reiteró Néstor.

“Cansada de esperar turnos voy a Pediatría de Posadas”

Liliana Benítez es una joven madre que padece el mismo problema con la falta de atención. Al principio insistía en llevar a sus hijos a la sala del barrio; pero después se cansó de no conseguir turnos, y directamente concurre hasta el Hospital de Pediatría. “Yo  todavía puedo; pero hay muchos vecinos que no tienen para pagar los pasajes de colectivos, por ejemplo, están sin trabajo, viven de changas, entonces el reclamo es conjunto con ellos”, remarcó.
En el caso puntual de Liliana, no puede esperar a que haya turnos porque su hijo tiene problemas renales, y ni siquiera en el CAPS del centro hay un profesional especializado capacitado para atenderlo.
CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter
Artígulos Tags:
· · ·
Artículos Categorias:
Información General · Salud · Ultimas Noticias
banner

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *